Sé que no estoy solo…

Sé que no estoy solo…

Constantemente tenemos el recordatorio: «No estás solo» rondándonos, pero lo que nadie dice es que a veces las emociones, los pensamientos, las creencias, los miedos, hacen que eso tan evidente (y hasta obvio) se nos pase por alto.⁣

Todo lo que experimentamos está dado para que partes de nuestra sabiduría sean reveladas y esos momentos en los que te tienes a tí o en los que quienes te acompañan no están, hacen parte de los maravillosos regalos de autoconocimiento que te brindas para aprender más de tí. Así que… si crees que por no estar con alguien en este momento (sea pareja, amigo, etc) estás solo, detente y ayuda a tu mente a comprender que necesitas de este tiempo para observarte, para abrirte a darte cuenta del momento que vives y para empezar a accionar todo lo que necesitas para darte espacio, para conectar con otros desde otro lugar, para repriorizar tus relaciones, para comprender qué te hace bien y qué necesitas dejar atrás y para tomar acción sobre cada una de las cosas que descubres.

Si te has sentido abrumado por alguna situación que vives y llega a tí el pensamiento que te desconecta de esta verdad, si llega a tu mente algo que te recuerda que estás solo o que no cuentas con nadie… recuérdate amorosamente que estás nublado por las emociones, los pensamientos, las creencias que has alimentado por años o que te habita un miedo que no te permite ver con claridad, antes de creer ciegamente en ese ruído que te desconecta hasta de lo divino.⁣

pero a veces me cuesta verlo…

Se nos ha enseñado a llenar el tiempo con personas, hobbies u otras actividades que pueden o no sernos útiles la mayoría de las veces, pero innegablemente nuestra experiencia humana demanda que aprendamos a convivir con nosotros, que nos consideremos nuestra propia compañía, que vivamos desde un lugar en el que no temamos a estar solos o que deseemos tanto la compañía de otros, que aceptemos situaciones que son poco justas con nosotros por evitar estar solos.

En esta oportunidad la divinidad quiere que sepas que dentro de tu experiencia está el aprovechar cada oportunidad que tienes de conectar contigo, de habitar las verdades que son importantes para tí, de gozar con tu compañía, de conectar con todo aquello que necesitas saber de tí, de aprovechar para reconocerte, honrarte y amarte en tu luz y tu oscuridad, así que más que pensar en el estar solo es importante que recuerdes que te tienes a tí y es en tí donde ocurre la transformación que viene del conectar contigo y con lo que en tí convive.

Si te sientes solo recuerda que no lo estás, y que lo que experimentas está más cargado de emociones, creencias y miedos de lo que es en realidad.

Habita el «sentirte solo» con gracia

Estamos juntos, estamos acompañados, estamos en conexión directa con la divinidad. No estamos solos y si hay algo que te nubla la vista y te hace sentir solo. Recuerda que todo lo que vives te está brindando información valiosa y esta sensación de estar solo también está hecha para que conectes contigo y con lo que está a tu disposición, así que:

Lleva la atención a ti, tráete al momento presente (evita que la mente te lleve al pasado) préstale atención a lo que eres, medita para desconectarte de las emociones que te restan paz y para gozar contigo, hazte cargo de tu rol creador y de tu lugar en la realidad que vives y tomar distancia de lo que te nubla la vista; y ora, pide asistencia para empezar a ver a cada uno de los seres con los que conectas, cada una de las experiencias que te dan anclaje y cada una de las situaciones en las que te has tenido a tí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Quieres obtener información?
¡Hola!
¿En qué puedo acompañarte?