Puedo salir de ese lugar oscuro al que me llevé

Puedo salir de ese lugar oscuro al que me llevé

Todos hemos transitado muchas veces por «lugares oscuros», todos necesitamos conectar con ese lugar en el que no se perciben opciones o ese lugar en el que cuesta ver con claridad lo que hay disponible para nosotros como aprendizaje.

Los «lugares oscuros» son espacios de aprendizaje que brindan informaciones importantes sobre nosotros pero por sobre todo, sobre el Plan Divino del Alma de cada uno (por eso son tan sentidos, tan fuertes o tan retadores), nuestra divinidad interna los crea a medida de nuestras creencias, miedos o «debilidades», para que justamente nos revelen nuestra sabiduría, valentía y fortaleza.

Sin conectar con el victimismo

Es probable que tu mente te lleve a reconocer como negativos esos «lugares oscuros», que te victimice y que califique este espacio de aprendizaje de hostil, duro, difícil o ajeno; es probable también que intente crear culpables no solo en tí sino en quienes te rodean y que lleve tu atención fuera de tí (justo en donde se acrecienta la incertidumbre, la frustración y el enojo).

Sin embargo, ese lugar oscuro pese a que se siente tan intenso, puede no serlo en la medida en la que te ancles en tus verdades y tomes distancia de eso que experimentas, en la medida en la que bajes las revoluciones y te permitas tener el espacio que sientas justo para observarte, sentirte, respetarte, escucharte.

Este espacio oscuro no es un espacio completamente neutro, porque es alimentado y sostenido por la mente, contiene informaciones de tus creencias, tus miedos, tu pasado; tiene energía de expectativas (propias o ajenas) sumado a todo aquello que no salió como querías o lo que crees que no saldrá ni funcionará para tí.

Hay algo por aprender

Es importante que sepas que pese a que no se sienta bien o justo, este lugar oscuro existe porque tiene información para revelarte y que al abrirte a ver lo que desea mostrarte puedes empezar a elegir desde otro lugar (uno más informado) y a elegir los cambios que deseas hacer para que la realidad que vives empiece a mostrarse de una manera diferente.

Al ser un camino de aprendizaje, estás a una decisión de distancia de empezar a vivirlo desde un lugar diferente contigo y con lo que te va revelando. No esperes que cambie inmediatamente o que se trasnforme sin que tomes acción o esperando que la solución venga de afuera o sea consecuencia de que tu entorno cambie; porque no ocurre de esta manera. Nuestra sabiduría interna se nos revela cuando nos observamos y nos pide confirmaciones de nuestro compromiso con el cambio al llevarnos a escucharnos, decidir y accionar desde un lugar diferente.

Así que para que bajes la guardia y conectes con la información que te brinda de una forma más amorosa contigo:

  • No te lo creas completamente, permítete establecer una sana distancia con lo que experimentas
  • Al ser un «mix» de muchas cosas, no intentes definirlo de una sola manera porque al hacerlo puedes confundirte más
  • Conecta con tus verdades profundas
  • Lleva la atención a tí sin juicios, recriminaciones ni vicitimismo
  • Pide asistencia divina para que llegue a tí la persona indicada para acompañarte
  • Desconéctate de «los sospechosos de siempre»: intenta evitar personas, hábitos, vicios o entornos que en ocasiones pasadas te hayan desconectado de tu aprendizaje, de tu capacidad de comprender lo que vives o que alimenten tu victimismo.
  • Elije mantenerte fiel a tí por sobre todas las situaciones u opiniones que te rodeen
  • Presta atención a tus pensamientos. Como parte de la fuente que nutre tu energía y tu concepto de tí, escucharlos con atención te ayudará a ver de qué se trata lo que experimentas
  • Busca ayuda, pide asistencia, acude a quienes pueden ayudarte a retornar a tí y a tus verdades profundas
  • Evita creer que es algo que puedes: descifrar, describir, comprender, interpretar desde la mente, y no te obligues a procesarlo a través de ella… permítete sentir.

La guía divina y el transitar por lugares oscuros

La divinidad está siempre para tí mientras transitas estos espacios de aprendizaje, ten presente que siempre cuentas con la asistencia que requieres para ver la luz en lo que vives, y que no es cuestión únicamente de «ver el lado positivo» sino de conectar con los valores profundos que se están definiendo con lo que experimentas.

Si te hace sentido acudir a tus ángeles, te comparto que uno de los que puede prestarte asistencia es el Arcángel Chamuel quien desde su amor incondicional te ayudará a encontrar la información de luz en ese espacio oscuro que cuesta comprender.

Pide su asistencia para ver todo aquello que a la luz de la mente está cargado de ego o miedo, pide su asistencia para conectar con el amor que te libera del pasado, los juegos de la mente o los pensamientos poco amorosos contigo y con lo que vives. Acude a él para conectar con la paz, el equilibrio y la acertividad que vienen al conectar con el amor de las verdades profundas en tí.

Probablemente sientas que no llegan respuestas a tí, pero es importante que sepas que: La divinidad siempre está atenta a nuestros pedidos y nos brinda todo lo que requerimos para bajar la guardia frente a lo que nos nubla la vista.


Como complemento a esta información puedo brindarte los siguientes links a entradas anteriores:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Quieres obtener información?
¡Hola!
¿En qué puedo acompañarte?