Declaraciones de independencia

Declaraciones de independencia

Cada vez es más común llevarnos por caminos de aprendizaje en los que en determinado momento dentro de nosotros nace la necesidad de empezar a cortar las dependencias, los lazos que no nos favorecen, de dejar de repetir más de lo mismo y entregarnos a vivir más ligeros y más independientes.

Nuestra vida necesita siempre espacio para lo nuevo, nuestra historia necesita seguir sumando información y nuestro Plan Divino del Alma requiere de más experiencias para revelarnos su esencia; y liberarnos se convierte en un proceso vital dentro de nuestra vida.
Si en este momento la mente te está diciendo que no es posible dejar atrás, que es «mejor atesorar para no perder», que es de ingratos liberarse y tomar nuevos rumbos, la divinidad te recuerda que así como pasan los años, así mismo se nos va revelando todo aquello que podemos dejar atrás y todo aquello que por brindarnos información nos conviene liberar para seguir adelante.

Debo admitir que desde que recuerdo quise independizarme de muchas cosas, situaciones, personas y hasta responsabilidades; lo que no sabía era que eso de liberarse implicaba mucha más responsabilidad de la que imaginaba y que no era una «simple declaración vacía» que decía cuando estaba desesperada y acorralada por la presión, sino que en realidad es un manifiesto de amor a mí, que defiendo desde la coherencia que viene del vivir desde el atender a lo que siento, pienso, creo y digo.-

Si te llegó el momento de declararte independiente de algo no te detengas y hazlo, si sientes que no sabes cómo hacerlo ¡no importa! no hay una forma «adecuada», si hay algo que te desconecta del impulso de llevarlo a cabo retorma amorosamente a tí y recuérdate las razones por las que lo haces y toma esa información como combustible para llevarte a la acción.
Ten presente que en el momento en el que te decides a hacer una declaración de independencia te estás abriendo a un aprendizaje sobre tí, sobre lo que deseas, sobre lo que necesitas y sobre lo que estás dispuesto a dejar atrás, así que no hay pierde al intentarlo porque trae más información de la que crees.

Siempre es necesario darnos el espacio de reconocer que necesitamos independizarnos, de que estamos listos para asumir la responsabilidad de lo que vivimos y de lo que creamos, y las declaraciones de independencia son parte de esa decisión de vivir más ligeros, de liberarnos de las ataduras que nos anclan y no nos permiten expandirnos.

Lo que no liberamos permanece en nuestra vida

Presta atención al enunciado: «Lo que no liberamos, permanece en nuestra vida» porque al asumir la responsabilidad sobre las elecciones en nuestra vida no recurrimos al «librarme de» (haciendo referencia al retirar de mí la presión de algo o alguien) sino al «libero» (como incorporación de un claro: reconozco que ya tuvo lugar en mí la información que viene de la relación que viví, de la situación que creé, del comportamiento que tuve y ya no la elijo más).

Cuando empezamos a hacernos cargo de lo que creamos y creemos, empezamos a descubrir que no nos liberamos por el capricho de «no hacerse cargo de algo» que ya no nos mueve el «ya no más de esto» o el «no puedo más con lo que está pasando y lo mando lejos o lo ignoro» sino que la liberación nos pone frente al trabajo de recoger un aprendizaje y hacerlo evidente en la propia vida, nos entrega al compromiso de accionar no solo desde un lugar diferente sino conectando con recursos internos que nos permiten generar situaciones benéficas para cada uno y para lo que deseamos manifestar en el futuro.

Ten presente que estás listo para hacer tu declaración de independencia, que estás preparado para elegir con sabiduría desde qué lugar deseas hacerlo y que siempre está disponible la opción de hacerlo desde la gratutid y la gracia, para vivir en mayor conexión con la plenitud que viene del serse coherente.

Para conectar con un espacio de aprendizaje sobre la liberación en el que no sólo accesarás a información, sino podrás crear rituales, estrategias o actividades que te permitan ver tu sabiduría desde otra perspectiva y entregar todo aquello que ya no necesitas, destiné para tí (si así lo elijes) 4 semanas de trabajo sobre este tema en el espacio de acompañamiento de final de año: Habita tu magia interior.
Encuentra info ampliada sobre el encuentro de trabajo personal de 2 meses, Habita tu magia interior aquí

El llamado a la liberación es un llamado del alma que reconoce que ha obtenido la información que a este momento necesita sobre algo que experimentas en este momento, es una invitación a darte cuenta de que estás listo para algo más y que puedes elegir crear una realidad diferente desde un lugar más amoroso, respetuoso o compasivo para contigo.

Encuentra un poco más de información sobre este tema que estará disponible para trabajarlo de forma personalizada contigo en Habita tu magia interior, en este video de un live que guardé en mi canal de Youtube para tí:

Abrir chat
¿Quieres obtener información?
¡Hola!
¿En qué puedo acompañarte?